La carrera continua en los deportes de contacto.

¿Necesitamos una condición física buena general o necesitamos una condición física específica como peleadores?.

¿La carrera continua es realmente nuestro mejor aliado?.

El artículo de hoy trata sobre uno de los principios del entrenamiento (el de especificidad). El entrenamiento no es más que un proceso de imitación de la tarea a la que queremos acostumbrar a nuestro cuerpo para que cada día resulte más fácil la ejecución de la misma. En este caso es el pelear. Sería perfecto poder “pelear” o “guantear” todos los días porque es la tarea en la que realmente queremos mejorar, pero no aguantaría ni nuestro cuerpo ni nuestra cabeza y de ahí surgen otros métodos de entrenamiento que tratan de ser semejantes al combate. En cuanto a estos métodos están los paos, el saco, la manopla, circuitos de entrenamiento funcional, acondicionamiento con pesas y como no..LA FAMOSA CARRERA CONTINUA.

Puede que a más de uno le sorprenda todo lo que va a leer a continuación pero se trata de tener una mentalidad abierta a lo nuevo que se ofrece y si es así cambiará mucho su forma de ver el entrenamiento. Para empezar quiero poner un ejemplo. ¿Los futbolistas se preparan los partidos yendo a nadar?. La respuesta es no.  Porque no es una tarea semejante a la que ellos desempeñan en el campo. ¿Se preparan sus partidos saliendo a correr? La respuesta es tampoco. Puede que lo utilicen como un método complementario a su preparación, pero desde luego que no la basan especialmente en la carrera y eso que se debe destacar que ellos sí corren por el campo y nosotros no solemos correr por el ring a no ser que nos encontremos con algo en frente que no nos gusta demasiado…pero la idea no es prepararse el combate para correr sobre el ring.

Con esto quiero decir que nos tenemos que quitar la idea de que la carrera continua es el mejor método para “GANAR FONDO”. Hace poco leí una frase en la que decía que antes de cambiar los métodos de entrenamiento había que cambiar la forma de pensar de los deportistas. A menudo se han escuchado tantos mitos y se lleva tanto tiempo haciendo lo mismo que parece que no existen alternativas para mejorar lo que ya existe. El boxeo, kick boxing, muay thai, mma…son deportes que están muy unidos a la tradición, a lo que se recoge de generación en generación y a lo que han hecho nuestros entrenadores en el pasado ya que o son artes marciales o están muy ligados a ellas.

rocky marciano   file_182745_1_Golovkin_vs_stevens_fukuda

En estos deportes siempre se ha seguido la tradición de la preparación física basada en el “atletismo”. Es cierto que hace muchos años la carrera continua era un método muy utilizado para mejorar la resistencia aeróbica. También es cierto que es muy bonito y a todos nos gusta salir a trotar a un ritmo continuo, con cara de motivación, sufriendo relativamente poco, mientras escuchamos música y también lo es recordar a Rocky Balboa subiendo escaleras mientras le chilla Poli el borracho, pero no por ello vamos a fundamentar nuestra preparación en ello o en el golpeo de las costillas de un cerdo atado al techo de una cámara frigorífica en lugar de utilizar carreras o golpeos específicos en la manopla o los paos, etc. Fuera de bromas, debemos pensar que los boxeadores que existían antiguamente era gente con mucha dureza mental pero una escasa preparación, y que una simple carrera continua podía mejorar mucho su condición física ante el resto de oponentes. Los combates eran más largos, pero carecían de explosividad, de velocidad y de otras muchas cualidades que hoy en día sí que hay que tener a la hora de subir al ring. Lo mismo ha ocurrido con otros deportes a mi parecer como por ejemplo en el fútbol, pero el dinero y la investigación sí han ayudado a este deporte a evolucionar y en mi opinión esto es un proceso que está ocurriendo muy poco a poco en los deportes de contacto. No quiero menospreciar a ningún boxeador pero el deporte evoluciona y está claro que no es lo mismo ver un combate de boxeo antiguamente que ahora.  Lo que quiero indicar con todo esto es que si el deporte no hubiese cambiado, podríamos seguir preparándonos de la misma manera pero como todo en esta vida ya ha evolucionado

.bilardo-maradona_tinima20120702_0069_5  Ronaldo_vs._FC_Schalke_04_(16854146922)

Hoy en día necesitamos explosividad, rapidez, potencia y una buena recuperación entre series de golpe, etc (Dedicaré otro artículo a las cualidades físicas necesarias para estos deportes y a cómo desarrollar cada una de ellas). Estoy cansado de ver a peleadores que llevan una “gran preparación” a sus espaldas boqueando como un pez fuera del agua entre un asalto y otro. ¿Acaso no es hora de preguntarnos si habremos planteado algo mal en la preparación de estos peleadores?. Es cierto que todos pueden tener momentos de flaqueza o no subirse al ring al 100 % de su capacidad en cada uno de los combates pero también tenemos que ser conscientes de que la culpa de una mala preparación no es siempre del “deportista vago”.

Además me gustaría también indicar que a pesar de la escasa experiencia que tienen peleadores europeos a la hora de pelear contra peleadores tailandeses, hay que ver como aquellos que están en la élite gracias a una buena preparación cubren muchas carencias técnicas y dan la cara frente a luchadores con una preparación tradicional y una gran experiencia. No quiero entrar en debate sobre si es mejor o peor entrenar en Tailandia o aquí, solo quiero decir que si combinamos la experiencia con una buena preparación los resultados serían mucho mejores, veríamos más espectáculo y muchos luchadores no se quedarían por el camino.

.Muay-Thai-15

A continuación voy a exponer las razones de por qué la carrera continua no es un “buen método” para ganar fondo en este deporte:

La carrera continua es una tarea cíclica (constante y que no cambia) que implica ir a un mismo ritmo durante un largo tiempo. El Muay Thai, Boxeo, etc. Son deportes acíclicos, que cambian de intensidad y de ritmo en cada momento del combate.

La carrera continua mejora y fomenta la utilización de las fibras lentas de nuestro cuerpo. En nuestros deportes, es más interesante un correcto desarrollo de las fibras rápidas que nos faciliten respuestas con agilidad ante las acciones del contrario.

La carrera continua mejora la capacidad aeróbica. Esto quiere decir que mejora la resistencia en aquellos momentos en los que se puede utilizar el oxígeno como fuente de energía a la hora de hacer un esfuerzo. Nuestro deporte es anaeróbico en las acciones más importantes, es decir, se compone de acciones rápidas que no permiten que el cuerpo utilice este oxígeno como fuente de energía, ya que no le da tiempo.

La carrera continua suele desempeñarse al menos durante 30-40 minutos y por ejemplo, en el Muay Thai, un combate profesional suele pactarse generalmente a 3 asaltos de 3 minutos (en Europa). Es decir, supone una duración de 9 minutos en total pero a una gran intensidad y no una duración larga de escasa intensidad que es lo que realmente mejoramos al salir a trotar. Incluso los maratonianos experimentados que mejores resultados obtienen, actualmente están basando su entrenamiento en series divididas en descansos  y no absolutamente en tiradas largas. Es decir, trabajan series de 1 kilómetro e incluso menores para mejorar su velocidad máxima y así poder tolerar esas velocidades a lo largo de la carrera. Incluso estos deportistas llegan a hacer en algún momento de la preparación hasta 42 series de 1 kilómetro con un descanso entre cada una de ellas en lugar de correr 42 kilómetros (una maratón completa) antes de la propia competición.

Después de leer esto más de uno se habrá dado cuenta de que la carrera continua no se parece en nada absolutamente a nuestros deportes de contacto. ¿Debemos entonces dejar de correr?

No hay que ser drástico. La carrera continua es una forma de coger una buena base de condición física a principio de temporada donde nuestro cuerpo no puede hacer ejercicios intensos por falta de forma. Se trata de un método necesario para desarrollar otras capacidades físicas posteriormente y por supuesto un método que puede ser utilizado para despejarse, hacer descansos activos y sudar algo más a la hora de tener que dar el peso. No es un completo enemigo, pero tampoco es nuestro mejor aliado para prepararnos físicamente. Por último hay que destacar que es un método que vacía depósitos energéticos como cualquier tarea y que si la hacemos antes de entrenar perjudicaremos el entrenamiento posterior por lo que recomiendo introducirla a ser posible al finalizar la sesión.

Bibliografía:

Navarro, Oca, Rivas. (2010). Planificación del entrenamiento y su control. Madrid: Cultiva libros.

García Bataller. (2015). Apuntes de la asignatura de planificación y control del entrenamiento en el alto rendimiento. Madrid.

Naclerio. (2011). Entrenamiento deportivo fundamentos y aplicaciones en diferentes deportes. Madrid: Panamericana, S.A.

 

Compartir
FacebookCompartir
About the Author:

Richi

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR