Cuando se combinan contenidos de entrenamiento de fuerza y de resistencia deben tenerse en cuenta las siguientes consideraciones que hace Navarro: Navarro F, Rivas A. Planificación y Control del Entrenamiento en natación, 2001 (p.141)

  1. Esta combinación reduce los aumentos de fuerza en comparación con cuando se hace aislada. El entrenamiento simultáneo de fuerza tiene muchas posibilidades de producir una mutua transferencia negativa o interferencia entre ambas capacidades, especialmente en lo que afecta a la reducción de los aumentos de fuerza. En este sentido González Badillo y Ribas, señalan las siguientes pautas para reducir en la mayor medida de lo posible la incompatibilidad de estos entrenamientos:
  • No hacer coincidir los entrenamientos de hipertrofia con los de resistencia de máximo estrés metabólico y de efecto periférico
  • Preferiblemente, no hacer entrenamientos de 8-10 repeticiones por serie con un carácter de esfuerzo máximo.
  • Hacer coincidir, dentro de un ciclo, los entrenamientos de resistencia aeróbica hasta el umbral con los entrenamientos de fuerza de 6-8 repeticiones por serie, con carácter de esfuerzo medio o alto pero nunca máximo.
  • Cuando el estrés metabólico en el entrenamiento de resistencia sea alto (por encima del umbral anaeróbico). El entrenamiento de fuerza no debería ser de más de 2-4 repeticiones por serie, aunque el carácter del esfuerzo sea alto.
  • Reducir el número de sesiones de fuerza y el número de repeticiones por serie cuando los entrenamientos de resistencia tiendan a ser de mayor exigencia.
  1. Contenidos de entrenamiento glucolíticos altamente intensos causan respuestas metabólicas profundas y cambios hormonales que duran 2-3 días y pueden llevar a conflictos en el proceso de adaptación. Además, si concentramos los contenidos de entrenamiento aeróbico se crean grandes cambios fisiológicos como capilarización muscular, aumento de enzimas aeróbicos, mioglobina y volumen mitocondrial. Todos estos cambios tienen lugar durante la recuperación post-ejercicio.
  2. En la planificación da las sesiones de fuerza en el microciclo aeróbico, es importante recordar que su efectividad depende de la proporción testosterona-cortisol que afecta a la síntesis proteica en los músculos. Después de la carga de resistencia, esta ratio permanece disminuida durante muchas horas, un tiempo desfavorable para llevar a cabo sesiones de fuerza. Por otro lado, sesiones de fuerza con altas cargas aumentan el ritmo de turnover de degradación proteínico que persiste como mínimo 24 horas. Por tanto, para desarrollar sesiones para la fuerza máxima no debería ser ejecutado a la sombra de un entrenamiento aeróbico importante. Debería darse 24 horas de recuperación durante las cuales solamente deberían manejarse cargas de bajo nivel. Este microciclo puede incluir especialmente otros contenidos de entrenamiento anaeróbico-aláctico y resistencia a la fuerza aeróbica, como una parte del potencial aeróbico y de la técnica del movimiento
Compartir
FacebookCompartir
About the Author:

Richi

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR